Selecciona una palabra y presiona la tecla d para obtener su definición.
Indice


 

21

Esta casa existe aun en la calle de la Canoa, y conserva el nombre de Casa del Salvador; se ha reedificado, y se conserva por los esmeros del español don L. Martínez. Está de caída en sus rentas; pero se auxilia en parte con lo que le produce una rifa semanaria llamada del Divino Salvador. Tiene poco buque para las muchas locas que hay en México. (N. del E.)

 

22

Cuidado con olvidarse de los padres franciscanos y dominicos, primeros fundadores del Evangelio, a cuyo celo y doctrina debe esta América la religión, la civilización y toda clase de bienes. Cada uno tiene su lugar distinguido. (N. del E.)

 

23

El que copia este pasaje también las derrama, afectándose de los sentimientos de este grande hombre; y si fuera pintor, trazaría un cuadro en que se representase esta escena tan patética de dolor que conmovería al firmamento al representarse. No menea me conmueve lo que sigue del padre Ugarte. ¡O Dios! Protege a hombres que así se interesan en extender tu nombre sobre la tierra y darte gloria. Envíanoslos para que te la aumenten en nuestra patria!... (N. del A.)

 

24

Este toque se continúa en toda la América, y siempre recordaré la memoria del que lo promovió. (N. del A.)

 

25

El descubrimiento de aquellas minas fue efectivo, se abandonaron porque los indios explotaban entonces la rica mina del cultivo de la grana, artículo que hoy ha decaído por el adulterio que hacen los llamados trapicheros, porque se ha propagado en Guatemala, y porque la química ha descubierto tintas que suplen por la cochinilla. En 1787 apareció un rico manto de plata en Ixtepexi (a las ocho leguas de Oaxaca) que llamaron la mina de la aurora, propiedad de Iñíguez: desde entonces se animó el espíritu de empresa, y hoy que se trabajan varias minas de oro y plata en el obispado, el cual es riquísimo. (N. del A.)

 

26

Lo omite el historiador en el manuscrito que tengo a la vista. (N. del A.)

 

27

Hoy recoge California el fruto de estos prodigiosos afanes. El vino que allí se cosecha es un grande artículo de su comercio, que se aprecia y vende en París como no se estima en México. ¡Gracias a aquellos varones herederos del espíritu de caridad de Jesucristo, y de San Ignacio! (N. del A.)

 

28

¡Padre Alegre! Está usted muy sobradamente disculpado: la bella pluma del traductor de Homero a nadie puede cansar; principalmente cuando se ocupa de tejer el elogio de varones tan ilustres que han civilizado y hecho en días más serenos la felicidad de esta América. ¡Oh! ¡si ella fuera tan venturosa que pudiera volver a verlos en su seno para sacar todo el fruto posible de su independencia! (N. del E.)

 

29

La cara imagen de este varón respetable, se conserva hoy 7 de octubre de 1840, en la portería de Santa Teresa la Nueva, de cuyo convento fue magnánimo bienhechor. Las instrucciones que dejó al virrey, su sucesor, muestran que no era fanático sino cristiano y político, y que conocía al mundo. Se sepultó en el Carmen de México. (N. del E.)

 

30

A espaldas de este edificio fueron fusilados los señores hidalgo y Allende, caudillos principales de la revolución de la independencia mexicana, el primero en 31 de julio de 1811, habiendo sido presos en las Norias de Bajan, y en 17 del mismo mes y año fueron ejecutados en la hacienda de San Juan de Dios, inmediata a Durango, mandando la ejecución el teniente graduado don José María Allende, los sacerdotes siguientes: don Ignacio Hidalgo, don Mariano Balleza, fray Bernardo Conde, fray Pedro Bustamante, fray Carlos Medina y fray Ignacio Jiménez. Consta de sus causas que original tengo a la vista. La ejecución se hizo en secreto y en la madrugada porque hacía mucho miedo. (N. del E.)

Indice